VIENE LA PARTE GRUESA DEL PAQUETAZO “NEOLIBERAL”

La crisis económica ha acorralado al gobierno, por no dar el salto a una economía planificada, socialista, al punto que ha tenido que decidirse a acelerar la aplicación de las medidas que estaba obstinado a resolver con señales de humo. El aumento de la gasolina a precios de explosión social y la unificación cambiaria que ha montado en los correos privados tipo Zoom, ahora con motorcito fuera de borda, son el abanderamiento del triunfo pleno del capitalismo internacional y su burguesía sobre la economía de una semicolonia como Venezuela y su burguesía y una pequeño burguesía cagurrias incapaces de asumir sus tareas históricas y que muestran que siguen siendo hijas de la colonia.

Los salarios han sido destruidos en términos de acercarse a los pagados en Haití, por lo que ahora, hay que aplastar los programas sociales tipo Barrio Adentro que han venido siendo desmontados, como los sucesores de CAP hicieron con la Gran Mariscal de Ayacucho y la leche popular, pues son un estorbo para la acumulación de la plusvalía de la renta petrolera de manera expedita por parte de una burguesía nacional voraz, que ya se siente con fuerza para empezar a apropiarse de la industria petrolera, así sea en sus partes menores, claro este accionar tiene que encubrirse para mantener de ser posible el velo de antioligarca y antiimperialista. Esto y no otra cosa fue lo que nos anunció Maduro en cadena a dar inicio el 20 de agosto, incluso “autoflagelándose” al inculparse en primera persona del fracaso de los planes económicos implementados. El regalito de la cesión de los impuestos por un año son caramelos para endulzarle el paladar a esa “Oligarquía del dinero”, que en un sentido no ha dejado de ser tal, cesión que no va a dar como resultado ni una reactivación económica, ni un freno a la inflación, decidida en la Mesa Técnica de Economía Productiva entre el gobierno y los empresarios (Fedecámaras), solo que más pronto que tarde, el espacio del bachaquerismo al detal, también será ocupado de manera directa por el gran capital financiero.

La destrucción de PDVSA, hecho que es difícil creer que fue solo obra de unos gerentes perversamente corruptos y no de un PLAN CLASISTAMENTE DEPENDIENTE diseñado y ejecutado, para entregarla a precios de gallina flaca, bajo un discurso rimbombante, para así completar la obra entreguista que tiene un antecedente en la firma de los TRATADOS DE DOBLE TRIBUTACIÓN en especial el firmado con los EEUU que nos deja sin el ingreso de decenas de miles de millones de dólares al año, se extenderá a las empresas básicas de Guayana, para entrar (profundizar) en una era de recoloniaje, aunque con sectores burgueses nacionales con más “saliva” para entrar en la industria petrolera y la de la minería extractivista, en una clara relación de sociedad dependiente con los grandes capitales internacionales.

El nuevo cono monetario y sus cinco ceros menos, que suplanta al no nacido de menos 3, es la quilla del “rompe hielos polar” mostrada al público, que nos indica el tamaño de la inflación que nos ha hundido en hambre y miseria y la parte del camino que habremos de recorrer en caída libre si no nos ponemos en PIE DE LUCHA DE MANERA UNIDA Y COMBATIVAMENTE ORGANIZADA. El que el gobierno subsidie a una parte de la población con su carnet de la Patria, el que se invente una moneda de menor valor que la de 50 céntimos, no borrará el hecho que nuestro destino es el nivel de vida de pueblos como el haitiano hoy, o peores.

Coño, pero pagar un litro de gasolina y un pasaje a 50 céntimos, bajo el razonamiento de que es la moneda de menor valor, es una monstruosidad que será imposible de soportar de brazos cruzados y es que eso es hundirnos en la hambruna y el desempleo generalizado y nuestro pueblo y nuestra clase obrera, no están en condiciones de dar ese paso atrás así como han venido dando el de la emigración. Su respuesta será inmediata, aún con los paliativos que Maduro se pueda estar inventando y será entonces cuando los sectores revolucionarios tendremos que mostrar la fuerza de nuestras raíces en el seno del proletariado y la calidad de nuestro programa anticrisis capitalista, para que no se diluya, sino que sirva de estandarte del conjunto de la clase para salir del capitalismo y sentar las bases para la construcción de un gobierno obrero y popular en una Venezuela Socialista.

Cristine Lagarde, debe estar relamiéndose los pellejos sanguinolentos de sus labios al ver como con un discurso antineoliberal y bajo la conducción de un presidente que se auto titula obrero, en nuestro país avanza un programa de austeridad FMI, que en América tiene 2 competidores rezagados: Argentina y Nicaragua donde la popularidad de Macri se viene a menos y el Ortega ha necesitado el oxígeno del empresariado y de la Conferencia Episcopal nicaragüense para sostenerse por ahora.

Claramente, sectores de la burocracia sindical opositora burguesa se preparan para asumir el liderazgo de las masas descontentas y así conducirlas como ariete contra Maduro, pero al servicio abierto de Fedecámaras y el imperialismo. Frente a esto la burocracia sindical gobiernera, está paralizada sin querer ni poder presentarse como una alternativa de su homólogo pro MUD pues no tiene nada ni de democrática ni de clasista, menos de revolucionaria. Los revolucionarios tenemos una tarea verdaderamente titánica más grande que la de David frente a Goliat, pero con algunas condiciones favorables que nos pueden relanzar a la cabeza del movimiento obrero y popular insurgente, como sucedió tras el 23 de enero de 1958 y al 2D de 2002, cuando nos convertimos en una fuerza decisiva en sectores claves de nuestra clase obrera industrial.

La mesa prácticamente está servida y solo pide que multipliquemos los esfuerzos para cumplir el compromiso que la clase obrera y el pueblo nos están exigiendo para derrotar la crisis capitalista que destruye nuestros salarios y nuestros empleos, lo que solo puede darse si hacemos que la burguesía pague la crisis de la cual es la responsable con la expropiación de todos su capital y la destrucción de su estado sobre el cual construir uno obrero y socialista.

Ricardo Galíndez

It's only fair to share...Share on Facebook9Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0