EL SALARIO NO ALCANZA NI PARA EL PASAJE

El paquete de austeridad económica que el gobierno está implementando es tan duro, es tal la destrucción de nuestros salarios, que los mismos no alcanzan ni siquiera para pagar el pasaje cotidiano y de ello se ufana el gobierno al pedirles a los amos del capital internacional que vengan a invertir a Venezuela aprovechando los salarios más bajos de América.

Describir las peripecias de cómo sobrevivimos los trabajadores sería llover sobre mojado por cuánto cada día somos más los que nos matamos realizando tiritos después de la jornada laboral, siendo mayor el número de compañeros (as) que se van del país y otro tanto para llegar a sus labores se van caminando o sencillamente renuncian al trabajo.

Que la situación no es fácil lo sabemos, pues el gobierno con sus políticas y con el nombramiento de gerentes y presidentes de las empresas del estado ha logrado: ARRINAR A PDVSA, las empresas básicas de Guayana y la gran mayoría de las empresas estatizadas. Sabemos que la situación no es fácil pues el  gobierno importa alimentos a dólares preferenciales y desde el momento mismo de su compra, pasando por las aduanas, las alcabalas y los mercados mayoristas una pléyade de funcionarios civiles y militares hacen lo imposible para que lleguen a nuestras manos a precios bachaqueados; es tan difícil que los productores del campo que de verdad quieren trabajar se ven “asaltados” por otros funcionarios que les venden los fertilizantes, agroquímicos, semillas y herramientas de trabajo a precios especulativos.

Esta situación solo la podemos resolver los trabajadores con nuestra movilización combativa y organizada, con una propuesta que ataque el problema desde la raíz. El 27F de 1989, ante el feroz ataque a nuestro nivel de vida que anunció CAP, nosotros el pueblo salimos masivamente a protestar y aunque fuimos reprimidos salvajemente con un saldo de varios miles de muertos, frenamos las intenciones de AD y COPEI y sus cómplices de la CTV; en 1998 ante las intenciones de perpetuarse en el gobierno, de manera mayoritaria el pueblo votó por Hugo Chávez creyendo en sus promesas, que al no cumplirse a fondo, nada se resolvió; el 11A, la vieja y derrotada dirigencia adeco copeyana, la burguesía de FEDECÁMARAS y el Imperialismo dan un golpe de estado palaciego y nuevamente los derrotamos con nuestra movilización y si sobrevivieron fue porque Chávez les perdonó en la madrugada del 13A; perdonados volvieron por sus fueros y esta vez usaron sus puestos en PDVSA y el poder de ser los dueños de empresas, comercios y de los medios de comunicación, dieron un nuevo golpe y NUEVAMENTE LOS TRABAJADORES DE MANERA ORGANIZADA, TRAS 3 MESES DE COMBATE,  LOS DERROTAMOS, pero nuevamente fueron perdonados para que siguieran conspirando contra los trabajadores y el pueblo en general.

Esto tiene y puede acabar si los trabajadores nos ponemos en PIE DE LUCHA, si coordinamos las miles de luchas que venimos librando en una sola acción, bajo un programa que le quite TODO EL PODER ECONÓMICO A LA BURGUESÍA, QUE LE NIEGUE UN SOLO DÓLAR DE LA RENTA PETROLERA, que ponga en ACCIÓN LA CAPACIDAD CREADORA DE NUESTRA CLASE OBRERA, como lo hicimos desde el 2D de 2.002 hasta el 2.003 rescatando nuestra industria petrolera y salvando las empresas de Guayana y EXPROPIAMOS LA BANCA Y LOS MONOPOLIOS Y dejamos de pagar la criminal DEUDA EXTERNA, para USAR DICHOS RECURSOS EN LA RECUPERACIÓN DE LA ECONOMÍA, EN ALIMENTACIÓN Y UN MEJOR NIVEL DE VIDA PARA EL PUEBLO Y NO PARA LA BURGUESÍA.

REACTIVEMOS NUESTROS SINDICATOS PARA LA LUCHA CONSECUENTE!!

RESCATEMOS NUESTRAS ORGANIZACIONES PARA LA LUCHA POR UN PRESENTE Y FUTURO DIGNOS!!

UNIFIQUEMOS Y COORDINEMOS TODAS NUESTRAS LUCHA PARA ALCANZAR LA VICTORIA SOBRE LA BUROCRACIA, LA BURGUESÍA Y EL IMPERIALISMO!!!

CONSTRUYAMOS EL PARTIDO SOCIALISTA REVOLUCIONARIO DE LOS TRABAJADORES, que encabece de manera consecuente nuestras luchas contra los amos del capital y por salarios que alcancen para comer y un mejor vivir.

Ricardo Galíndez

It's only fair to share...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0