Henry, el nuevo candidato de la burguesía nacional y el imperialismo…

Henry Falcón, quien en su discurso a la hora de su inscripción como candidato presidencial dio un discurso donde lleno de palabras “conciliadoras” hacia las bases de la MUD y del chavismo, pero también hacia el empresariado, marcó al candidato de gobierno como el del hambre y se planteó él como alguien quién tenía obras que mostrar y el que las quisiera ver, que fuese al estado Lara. En ese momento un sector importante de la dirección de la fenecida MUD declaró a Falcón fuera de la MUD, pues esta ya había decidido abstenerse en las elecciones presidenciales, cosa que no inmutó al abanderado de Copei, el MAS y Avanzada Progresista.

El jueves 8 de marzo, sectores políticos que hasta hace poco convergían en la MUD, organizaron un acto en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela denominado Frente Amplio Venezuela Libre, plataforma que suma abiertamente a sectores de la iglesia evangélica, católica, a Fedecámaras, verdadera cabeza de este frente, a dirigentes pro burgueses estudiantiles y como cola a sectores del chavismo crítico y hasta al PSL de la llamada izquierda marxista, todos ellos mezclados con representantes burgueses de la MUD. Este frente o plataforma como se le llamó viene a tratar de sustituir la autodestruida MUD, que después de un periplo de varios años y de políticas encontradas donde se mezclaron llamados a derrocar al gobierno por la vía electoral, con pronunciamientos golpistas militares y violentos; de movilizaciones de masas pacíficas, hasta la violencia vanguardista más criminal de las guarimbas, nace desde ya con una de las características de esa MUD que es la indefinición política ante hechos que hay que enfrentar como son las elecciones presidenciales, las regionales y municipales. Posiciones encontradas como la de Rafaela Requesens, Presidenta de la FCU-UCV quien expresó en su discurso “Nos unimos para cambiar de presidente y cambiar el modelo inconstitucional que nos ha impuesto, decimos no a la falsa elección del 20 de mayo y sí a una elección transparente, justa y libre en 2018”, y las del sacerdote jesuita José Virtuoso, rector de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), quien destacó que el objetivo preciso es el cambio del sistema electoral para … ir a un proceso en el que se respete la institucionalidad del voto, pero a su vez deslizando su posición electoral señaló que “Este no es un frente para la abstención, para invitar a los ciudadanos a quedarse de manos cruzadas….” lo cual fue aprovechado muy hábilmente por el candidato Falcón para agradecer a este nuevo intento unitario burgués anti chavista, de no haberse pronunciado por la abstención, con lo que se considera favorecido electoralmente.

Que sectores burgueses se reagrupen sin una clara y definida posición contra las elecciones y por la abstención, que es la bandera de los sectores más radicales de la ex MUD, sino que se vayan por algunas generalidades donde nieguen que la abstención es su bandera, deja entrever la existencia de importantes diferencias tácticas que se han de expresar más abiertamente en un futuro inmediato que en términos generales favorecen al gobierno pues refuerza el aire de legalidad al llamado a elecciones que le dio el surgimiento de otras candidaturas, en especial la de Henry Falcón y en particular fortalece la posición de este como abanderado presidencial de los sectores adversos a Maduro. Falcón ya ha mostrado el carácter de clase de su candidatura en sus llamados al empresariado y en particular en su posición favorable a la dolarización de la economía, de esto no puede haber ningún equívoco por parte de los revolucionarios y del pueblo trabajador. La candidatura de Henry está compitiendo con la Maduro no solo por el favor de los votos del pueblo, sino por el apoyo de una burguesía que se ha fortalecido económicamente en los años de gobierno chavista, pero que frente a la crisis se encuentra dividida de quién es el candidato que más le favorece a la hora de completar de aplicar el PLAN DE AUSTERIDAD ECONÓMICA BURGUESA que Maduro lleva bastante avanzado. Maduro se sabe en desventaja frente a Falcón a la hora de definir su programa de gobierno, pues abrirse más a favor de los empresarios y del propio imperialismo, es deslegitimarse más de sus bases obreras y populares, mientras que Henry necesita ganarse el apoyo de una burguesía que considera que Maduro ya no es el candidato que le garantice el control de las masas para que acepten desde sus casas el paquetazo de austeridad que nos están aplicando y de esa manera unir las bases descontentas del pueblo que le garanticen una opción de victoria electoral, que no le está negada, no solo por el descontento existente contra el gobierno, sino por la aceleración creciente de la inflación, la falta de efectivo, la crisis en servicios públicos como la electricidad, el agua, salud, educación, transporte, y el desabastecimiento de alimentos.

La acción realizada por este “nuevo” Frente Amplio Venezuela Libre ante la representación de la ONU en Venezuela, fue un verdadero fracaso que muestra que no es un cambio de nombre lo que va a permitir que la oposición burguesa recupere su capacidad de movilización de masas. En el futuro inmediato la próxima acción no pareciera ser más significativa, lo que no significa que la oposición burguesa esté de plano derrotada y el gobierno se haya fortalecido y es que la crisis avanza a pasos agigantados y la devaluación de la moneda vía Dicom, aparejada con la aceleración de la inflación y la multiplicación de los problemas son un plomo en las alas del gobierno, que no ha sido aprovechada por los sectores socialistas revolucionarios, por la propia crisis en la cual está sumidos, que de no corregir, el panorama para nuestro pueblo no es nada halagador gane Maduro o gane Henry.

It's only fair to share...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0