NO A LA CONSTITUYENTE COMO ÁRBITRO ELECTORAL Y POLÍTICO, IGUAL O POR ENCIMA DEL PUEBLO

Lo que parecía hace unas semanas “una broma”,  en el día de ayer reaparece como parte de la política bonapartista de un gobierno que se mueve dentro de una serie de contradicciones que no sabe -o no puede- resolver por sus concepciones teóricas reformistas y  debilidades en el movimiento de masas, en el plano económico y en sus relaciones internacionales. Y es que la declaración de Maduro durante el acto conmemorativo de la “Resistencia Indígena” realizado el 12 de octubre donde afirma  que  “Gobernador que no se juramente ante la ANC no tomará su cargo”.   Esto viene a reflejar que mientras busca acuerdos con la MUD, la otra ala de la burguesía que compite por encabezar la administrar el aparato estatal y con ello la renta petrolera, quiere mantener el poder absoluto e incuestionable no solo de la Fuerza Armada y todo el poder ejecutivo central, de esa mofa de Asamblea Constituyente soberana y legítima, sino también de las gobernaciones, aún de aquellas donde pierda las elecciones del 15 de Octubre. Maduro al plantear que los nuevos gobernadores se subordinen a un poder cuestionado, que ni siquiera ha empezado a reformar la constitución “para lo que fue electa”, quiere reforzar su papel de gran Bonaparte, desconocedor de la voluntad popular del presente y la de quienes  aprobaron la Constitución vigente, que para nada establece que los gobernadores y demás funcionarios tienen que ponerse  a disposición de una Constituyente que solo fue convocada para reformar la Constitución, los poderes que constitucionalmente tienen; Así mismo con esta declaración pretende desconocer la propia legalidad democrático burguesa que no plantea en ningún lado la sumisión de los funcionarios electos por medio del voto a una Asamblea Constituyente bien cuestionada.

Así mismo Maduro expresa que todo el que vaya a votar, está reconociendo, le está dando legitimidad a esa Asamblea Constituyente, cuando los que voten el domingo 15, tan solo están expresando a quién quieren como gobernador y no otra cosa, pero es que Maduro y la dirección del PSUV, sienten tan débil políticamente la Asamblea Constituyente, que quiere darle oxígeno con una bombona vacía y es que Maduro necesita para reforzar el carácter bonapartista de su gobierno, que el pueblo también se someta a un “poder partidista extraordinario” por encima de los poderes “normales” constitucionales.

Este intento del PSUV de someter a la oposición política y a todo el pueblo a su régimen bonapartista que tiene como su principal apoyo los AK-47 y los Sukhoi rusos, tiene que ser rechazado por todo el pueblo trabajador, pues no tiene nada que ver, ni con la defensa de la Patria, pues como hemos visto que mientras por un lado denuncia de palabra al imperialismo y las transnacionales, por el otro lado, primero le financia al recién electo presidente norteamericano la fiesta que se le hizo en Washington por su triunfo electoral, entendiendo que Trump era la opción más reaccionaria, más antiobrera de las candidaturas que se presentaron en las pasadas elecciones, creyendo en brujas, le ruega a Trump que mantenga buenas relaciones con Venezuela, como si el amo puede tratar con respeto al esclavo, a la vez que le facilita a las transnacionales las condiciones para que venga a saquear nuestras riquezas energéticas, minerales y todas a precios viles; pero esta exigencia de rendición de pleitesía tampoco tiene que ver con la defensa del pueblo trabajador, pues contra nosotros ha implementado toda una política de sobreexplotación atacando la independencia de los sindicatos disminuyendo las conquistas de los contratos colectivos, regalado los dólares de la renta petrolera a los grandes capitalistas y especuladores, ha destruido el poder adquisitivo de los salarios, permitido el bachaqueo y destruido el trabajo estable, aparte de facilitar los despidos a través de su Ministerio del Trabajo.

Maduro y su Asamblea Constituyente a casi 3 meses de instalada solo se ha encargado de pasarle factura a la disidencia interna del chavismo, mientras ha dejado agravar la situación económica y social de los trabajadores y el pueblo y temiendo una rebelión social por esto y por las medidas que tiene planificado implementar como el aumento de la gasolina y la unificación cambiaria, todas, sin cambiar la naturaleza capitalista de nuestra economía, trata de fortalecer su Asamblea Constituyente que le sirva de apoyo ante tal coyuntura y aunque está negociando un acuerdo con la MUD en República Dominicana, quiere “amarrar la burra” y por ello exige la sumisión de los gobernadores y del mismo pueblo, a esta instancia partidaria.

El pueblo trabajador, aunque en las presentes elecciones regionales no tiene ninguna opción que representa los intereses de clase y plantee el socialismo, por la cual votar, ante lo cual su opción es votar nulo o abstenerse, tiene que rechazar la exigencia de Maduro y de manera organizada preparar la derrota de su política antidemocrática y autoritaria, tiene que convocar al conjunto del pueblo oprimido  a luchar decididamente contra el paquete de austeridad económica que se viene implementando y el que está a puertas que llama política de precios concertados, que solo significará otro aumento de precios para aumentar la riqueza de esa burguesía parasitaria que el propio gobierno denuncia, pero que es su aliada bajo la mesa. La clase obrera tiene que impulsar un Congreso Nacional de Trabajadores con Delegados de Base que apruebe un paquete de medidas económicas, sociales y políticas que responda a las necesidades del pueblo trabajador, de los trabajadores manuales e intelectuales de la ciudad y el campo, que restablezca el poder adquisitivo de los salarios, una educación y salud gratuitas, de calidad y para todo el pueblo; que garantice fuentes de trabajo estables y bien remunerados y ello solo será posible si expropiamos los monopolios y la banca sin paga y bajo control obrero, nacionalizamos el comercio exterior, dejamos de pagar la deuda externa y rompemos con los tratados internacionales que refuerzan el carácter semicolonial de nuestra economía para solo favorecer al gran capital imperialista, como el tratado de Doble Tributación con los EEUU.

Solo la clase obrera, organizada y en Pie de Lucha puede garantizar amplios derechos y libertades democráticas a los trabajadores y  pueblo oprimido y una vida digna con sus necesidades cubiertas a plenitud, mientras que el capitalismo solo nos garantiza más hambre, desempleo y miseria.

NO A LA SUMISIÓN DEL PUEBLO A LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE!!

POR EL RESPETO AL DERECHO DEL PUEBLO A ELEGIR LOS GOBERNADORES!!

POR LA DERROTA DEL PLAN DE AUSTERIDAD QUE NOS APLICAN MADURO, EMPRESARIOS, CON EL APOYO DE LA AC Y LA MUD!!

POR UN CONGRESO NACIONAL DE TRABAJADORES CON DELEGADOS ELECTOS EN CADA EMPRESA, UN TRABAJADOR, UN VOTO.

POR LA CONSTRUCCIÓN DEL PARTIDO SOCIALISTA REVOLUCIONARIO DE LOS TRABAJADORES, SECCIÓN DE UNA INTERNACIONAL LENINISTA DE COMBATE!!

CORRIENTE SOCIALISTA REVOLUCIONARIA – EL TOPO OBRERO

13/10/2017

It's only fair to share...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0