El Triunfo del gobierno y las tareas de los revolucionarios

El gobierno ha cosechado un triunfo contradictorio, pero triunfo al fin y al cabo. En medio de la violencia disminuida de la oposición vía sus guarimberos, se movilizó una mayoría relativa de votantes, con respecto a la consulta del 16J convocada por la MUD. Se expresaron votantes que provienen de un núcleo duro del chavismo que se calcula entre un 20 a 30 por ciento del universo electoral; se sumó el chavismo ligh, que se ha replegado en las últimas elecciones sin girar hacia la MUD, que lo integran grupos que van desde demócratas pequeñoburgueses hasta de quienes se reclaman marxistas, se suma una franja importante de trabajadores y sectores clases media contrarios a la política del gobierno, pero hartos y atemorizados por la creciente violencia mostrada por la MUD, que le entrego su dirección a los sectores más radicalizados de Vente Venezuela y Voluntad Popular.  Es decir, el gobierno ha electo unos Constituyententistas a su medida, pero no sobre la base de la votación histórica del Chavismo, cuando los votos eran enteramente de una base social que apoyaba a Chávez y sus medidas.

El debate que se abrió posterior a las elecciones, se centró en la veracidad o no de los 8 millones de votos que según  el CNE le dieron el sí a la Constituyente, pero más allá de ello, lo determinante es que sin lugar a dudas, a excepción de aquellos que no podían dar crédito a lo que sus ojos estaban viendo, hoy estamos ante un  PSUV-Maduro remontando la cuenta de electores que venía en picada -hasta unos 5 millones en las parlamentarias de 2015 a los 8 millones de la Constituyente, es decir, el número de votantes el 30J triplicaba los votantes del desmoralizante 16J y es ello lo que cambia el coyuntural panorama político nacional. El chavismo había movilizado muchos más trabajadores y votantes en general que la oposición que se ufanaba y vivía del pasado triunfo del 2015.

El triunfo del gobierno ha estremecido a toda la MUD desde sus bases hasta su dirección. Surge la pelea entre Ramos Allup y Fredy Guevara en la Asamblea Nacional reseñada por el diario opositor Tal Cual y las declaraciones del dirigente adeco en el programa “Vladimir a la 1″, por otro lado fracasa la convocatoria a movilización hasta el Palacio Federal, sede de la Asamblea Nacional y de la Asamblea Nacional Constituyente el día de su instalación, donde apenas salieron a movilización varios centenares de miembros de la “Resistencia” o guarimberos, todo esto es reflejo de la crisis que cruza a todos los factores de la MUD y muy en especial a su ala radical que ahora se les convoca a participar en las elecciones regionales con el mismo actor electoral del CNE, al cual se le acusa de fraude comicial. Es una vieja y repetida historia de la MUD.

Pero el gobierno, hasta ha querido presentar el triunfo de la instalación de la Constituyente, como un triunfo en toda la línea, no solo apartando el hecho de que un buen porcentaje de los votos obtenidos, son votos “prestados” u obtenidos no para apoyarlo sino para condenar la violencia y más allá nada ha dicho del creciente agravamiento del entorno económico que está viviendo el pueblo, precisamente producto de su política económica encerrada en las fronteras del capitalismo.

Una parte del pueblo votó con la esperanza de la resolución de la crisis, que la dirección chavista le prometió y otra parte tan solo porque no se le ha presentado una segunda vía. También es cierto que una parte importante de las bases de la oposición, acataron el llamado de abstención de esa ultraderecha recalcitrante buscando en esta la salida a la crisis. En las bases de los votantes y de los abstencionistas, hoy influidos por los 2 bloques PSUV – MUD está la inmensa mayoría de la clase obrera y del pueblo oprimido del país. A esa base los revolucionarios tenemos que darle una respuesta y no dejarle el camino libre a quiénes tan solo van a usar la ANC como un circo para mantener a las masas alejadas de la solución de la crisis, o para prepararse para el reparto burocrático de la renta petrolera vía las elecciones regionales.

El PSUV alimentó en sus bases y más allá, la ilusión de que la Constituyente podía estar integrada por verdaderos dirigentes obreros y populares, surgidos de discusiones democráticas desde las bases, pero mientras tanto afinaba la maquinaria electoral del partido y sus organizaciones sociales para asfixiar cualquier posibilidad real de ello y por ello ya desde el CNE, los candidatos oficiales del oficialismo fueron marcados con el número 1, el cual fue al que orientaron a los votantes a marcar, aparte de que la mayor promoción y facilidades para hacerlo fue también para la gente del aparato.

Partiendo de que de entre los candidatos a constituyentes estaban verdaderos representantes de la clase obrera y los sectores combativos del pueblo, que participaron con la sana intención de defender los intereses de los trabajadores y el pueblo de aprobar medidas que permitiesen superar la crisis capitalista que estamos viviendo, partiendo de que la crisis económica no se ha frenado y hasta pareciera que pudiera alcanzar una mayor velocidad en su profundización vista las últimas acciones de la página Dólar Today y de los amos del capital monopólico y sobre todo de la necesidad de poner en la calle una genuina política de clase que sirva de bandera a todo el movimiento obrero y popular para movilizarse y derrotar el paquete de austeridad económica que está aplicando el gobierno y que los candidatos de los empresarios y del aparato burocrático gubernamental están defendiendo con todas sus fuerzas. Partiendo de esos hechos, nuestra organización ha aprobado hacer un llamado a todos los candidatos que se reclaman del movimiento obrero y popular que participaron en el proceso Constituyente a presentar con carácter de urgencia un PAQUETE DE EMERGENCIA ECONÓMICA DE CARÁCTER OBRERO, que siente las bases para derrotar el PAQUETE DE AUSTERIDAD ECONÓMICA que nos aplican y empezar un firme proceso de recuperación de la economía que sirva a los intereses de los trabajadores y el pueblo y no a los amos del capital y la burocracia que les apoya, únicos beneficiados del mismo.

Presentamos a continuación las propuestas fundamentales para la estructuración del Paquete de Emergencia Económica y anticrisis obrero y revolucionario:

1.- PARALIZACIÓN INDEFINIDA DEL PAGO DE LA DEUDA EXTERNA y así preservar los recursos económicos requeridos para el relanzamiento y diversificación de la economía y cubrir las inversiones para el disfrute de una educación y una salud para todos, de carácter gratuita y de calidad.

2.- DENUNCIAR LOS TRATADOS DE DOBLE TRIBUTACIÓN con los EEUU y otros gobiernos, que eximen de pagar miles de millones de dólares al año a empresas transnacionales instaladas en el País y que hoy nos son urgentes obtener para frenar la crisis que estamos viviendo.

3.- NACIONALIZACIÓN DEL SISTEMA BANCARIO SIN PAGO Y BAJO CONTROL OBRERO. Esta es una segunda y vital medida para ordenar la economía nacional, controlando todos los movimientos monetarios y financieros al interior y exterior del país; poder determinar a quién, para qué y cuánto se le presta y garantizar su correcta devolución en beneficio de las mayorías asalariadas. Es una medida inevitable si se quiere controlar y detener la fuga de capitales, si se quiere planificar y desarrollar las necesarias inversiones en el campo y la industria bajo parámetros de beneficios sociales y no particulares, impulsar áreas como el de la investigación tecno científica, la medicina y otras áreas importantes para nuestro desarrollo y crecimiento.

4.- LA NACIONALIZACIÓN DE LOS MONOPOLIOS SIN PAGO Y BAJO CONTROL OBRERO. Con esta medida se podrá controlar la producción fundamental de alimentos, vestido y calzado y otros bienes de consumo masivo y que son los que imponen los precios al consumidor final, vía control de las industrias más grandes y productivas y de los canales de comercialización.

5.- DECRETAR EL MONOPOLIO ESTATAL DEL COMERCIO EXTERNO E INTERNO. Por todos es sabido que Venezuela, desde los tiempos de la IV República es más lo que importa para cubrir sus necesidades que lo que produce y por lo tanto, para poder parar el desabastecimiento y la especulación, es vital tomar esta medida, BAJO CONTROL OBRERO Y SOCIAL vía las organizaciones de la clase trabajadora y así controlar lo que se compra, su valor, cantidad, calidad, a quién se le distribuye y como este a su vez lo comercializa entre la población, a qué precio y en qué condiciones.

6.- CREACIÓN DE MILICIAS OBRERAS. Que suplanten a la GNB y las policías en todas sus funciones. Ha dicho el propio presidente Maduro que el 40 por ciento de lo que importamos y producimos se va de contrabando a otros países vía frontera y aduanas y eso pasa bajo la mirada de la GNB y de otros cuerpos policiales y de seguridad. Vivimos como el gobierno lanzó a la GNB a ocupar los mercados mayoristas para parar el desabastecimiento y la especulación y nada ha pasado. Los propios comerciantes han denunciado públicamente el matraqueo descarado e insoportable que sufren. Una milicia obrera con funcionamiento centralizado por las organizaciones obreras en cada estado y a nivel nacional es la única vía para poner orden no solo en el abastecimiento y la especulación, sino también en la protección de los bienes y la vida del pueblo.

7.- IMPULSAR LA UNIDAD Y CENTRALIZACIÓN DEMOCRÁTICA DE LAS ORGANIZACIONES DEL MOVIMIENTO OBRERO. Una nueva estructura de gobierno, con participación democrática de los productores de la riqueza nacional en todos los órdenes de la vida nacional, solo es posible sobre la base de la unidad organizativa y centralizada democráticamente de la clase obrera. Para poder parar la crisis, solo la participación protagónica del pueblo trabajador la puede garantizar; solo la participación de los trabajadores, partiendo de sus Asambleas en los Centros de Trabajo y extendidas a nivel estatal y nacional puede resolver el desastre económico en la cual estamos sumidos y garantizar aparte de la seguridad personal del pueblo, que la riqueza que se cree, no sea dilapidada ni por los amos del capital ni por los burócratas del gobierno que solo piensan en sus beneficios personales.

El llamado a impulsar este programa de EMERGENCIA ECONÓMICA lo hacemos extensivo a todos los compañeros que se reclaman socialistas revolucionarios, para que juntos lo impulsemos a nivel nacional.

Corriente Socialista Revolucionaria El Topo Obrero

It's only fair to share...Share on Facebook9Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0