¿Que son las Guarimbas? ¿Son los Guarimberos y las Guarimbas, una Vanguardia del Pueblo Trabajador y un Método de Lucha Revolucionario?

Mucha tinta ha corrido ubicando políticamente las guarimbas y los guarimberos. Para la MUD, los guarimberos son luchadores sociales, vanguardia combativa del pueblo arrecho que expresa cabalmente sus deseos de sacar a Maduro de la presidencia de la República y por lo tanto merecen todo nuestro apoyo a sus métodos y objetivos. Para un sector de la izquierda (PSL, LPR, UTS) si bien no son luchadores de la clase obrera, si del pueblo y su lucha tiene que ser apoyada, como se hizo con la lucha de los estudiantes en las décadas del´60, 70 y ´80, incluyendo su objetivo de contribuir al derrocamiento del gobierno madurista – chavista. Para el gobierno, son jóvenes usados por sectores “fascistas” de la MUD, financiados por el imperialismo norteamericano.

Quién tiene la razón….

COMPOSICIÓN SOCIAL DEL MOVIMIENTO GUARIMBERO Y COLATERALES

Comencemos por analizar la composición social de las acciones de masas y las vanguardistas foquistas de la oposición MUD. Si analizamos la composición social de las movilizaciones, en las mismas predominan las clases medias y en menor proporción habitantes de barrios obreros, pero no como trabajadores, sino simples habitantes, pobladores. Si es por edad, en las movilizaciones se mezclan adultos mayores, con adultos entre los 30 y 40 años, con sectores más jóvenes, predominando los adultos entre los 30 y 40, seguidos por jóvenes, especialmente estudiantes; En las guarimbas, tenemos que en ella fundamentalmente participan jóvenes estudiantes clase media baja, con sectores de las clases media profesional y abundante material humano de origen marginal, lúmpenes. La clase obrera no participa ni como clase organizada, ni como individualidades tanto en las movilizaciones de masa, como la del 1º de septiembre de 2016 o las del 19 de abril de 2017, para mencionar las más destacadas. En las Guarimbas, incluso la composición social ha ido virando a una integración mayoritaria de sectores marginales y lúmpenes en desmedro de los de sectores medios y profesionales de la población y la edad ha ido bajando hasta ser integrados por menores entre los 12-13 años a los 20.

MÉTODO DE LUCHA GUARIMBERO

En cuanto al método de lucha, aparte de llamar a las movilizaciones y en especial las guarimbas, una expresión del pueblo en lucha, ninguno de los sectores políticos mencionados se ha preocupado en caracterizar las mismas y sus razones tendrán. Los de la MUD y pareciera que los sectores de la izquierda que los acompañan, por no expresar lo contrario, coinciden en decir que la lucha desarrollada se ha fortalecido, cuando los cierto es que tanto en las movilizaciones, partiendo de la del 1º de septiembre de 2016, comparada con las del 19 de abril, estas fueron menos nutridas que las de 2016 y en cuanto a las guarimbas, comparando las de 2014 y las de este año en conjunto, las de 2017 han sido menos participativas que las de 2014 y las de 2017, en los más de 3 meses que llevan, estas se han venido desinflando en número de guarimbas y de participantes en cada una de ellas, aparte  de que cada día son los sectores marginales los que toman la primacía y entre estos los menores de 16 años, viviéndose el proceso de descomposición política cuando los guarimberos asumen el matraqueo contra los choferes y los ocupantes de los vehículos y los habitantes de los barrios, además de la generación de violencia asesina contra transeúntes a los cuales victimizan por ser o parecer chavistas.

Estos guarimberos a los cuales se les ha empezado a llamar, para exaltar su accionar, “luchadores por la libertad” de Venezuela para que no se convierta en otra dictadura castro comunista, como vocean los marchantes de las movilizaciones de la MUD, en especial las columnas de Voluntad Popular y de Primero Justicia. La ultraderecha, para justificar su accionar, simplemente dice que es la forma que ha tomado la lucha contra la dictadura de Maduro y así de simple hay que apoyarla, pues el pueblo tiene razón. Las acciones de trancas de vías de circulación, las toma entonces un grupo reducido de personas, en número de 2, 10, 20 y hasta 100 la mayoría de las veces y en casos como el asalto al aeropuerto de La Carlota, o el asalto a entidades oficiales del estado, el número es un poco mayor, así como el grado de violencia usado, típico de vanguardias políticas y no de masas, que en este caso se representan a sí mismas y no a sectores sociales organizados como vecinos con sus Consejos Comunales, estudiantes con sus Centros o Asambleas estudiantiles, sino simplemente acatando instrucciones del Frente burgués denominado MUD, que son quienes elaboran los planes de movilización y enfrentamiento y los dirigen hacia los objetivos que como organización de política (vanguardia) han decidido. Las acciones guarimberas tienen todo un carácter “foquista”, pues la concepción es la de que desde el “foco” guarimbero, al pueblo se le dice lo que tiene que hacer para acabar con el gobierno de turno, eso sí, sin ningún discurso propositivo, con propuestas alternativas a las que desarrolla el gobierno para combatir la crisis y que tiene su origen en dos puntos: uno, la crisis capitalista estallada en 2008 y que afectó los precios de materias primas y productos energéticos como el petróleo y dos, en la política capitalista desarrollada por el gobierno, que le impide poner una solución a la crisis, que a futuro cercano o lejano favorezca al pueblo y no a los grupos más fuertes, amos del capital financiero. La esperanza de los dirigentes de la MUD ha sido siempre que vía el caos social que causan, provocar que la población salga a la calle a protestar al gobierno de manera masiva, quizás sueñen con una movilizaciones tipo Brasil contra Temer, que no se les dio en 2014 y tampoco se les ha dado en 2017 y difícilmente se les dé, en momento que el movimiento guarimbero se viene debilitando causando rechazo no solo en el pueblo chavista e independiente, sino en las propias bases donde la MUD es claramente mayoritaria.

¿Pero, realmente las guarimbas son una expresión, políticamente hablando, lisa y llana del pueblo de los trabajadores y sus métodos? ¿reflejan un método revolucionario para derrocar la dictadura castro comunista de Maduro….?

Ya hemos mencionado que las guarimbas no son una expresión de la clase obrera, el sector que no participa o lo hace solo vía individualidades aisladas y no representativas de este como clase, al contrario uno escucha en las empresas la condena a las mismas y en la calle uno ve como los trabajadores le sacan el cuerpo y se cuidan de opinar abiertamente sobre las mismas, no por miedo al gobierno “castro comunista” de Maduro, sino a los guarimberos que cada día que pasa radicalizan sus métodos de violencia, que desde el principio las primeras y más numerosas víctimas en diverso grado son el propio pueblo de a pie y los trabajadores y tampoco del pueblo llano, quien aún estando mayoritariamente en contra del gobierno, no se ve representado en esas barricadas y alcabalas donde se cobra peajes y sangre de pueblo. Por estas razones el pueblo llano y el pueblo trabajador se siente cohibido de hablar críticamente de las guarimbas y los guarimberos y menos identificarse como chavistas. No quieren sumarse al número de víctimas de estos, siendo apedreados o quemados vivos.

Caracterizarlos como jóvenes libertarios es una manera grotesca de embellecerlos y hacer más demoníaca la represión que el gobierno desata contra estos, en ciertos momentos, pues ni siquiera es a toda guarimba y todo el tiempo. Hay que ver los niveles de tolerancia que los cuerpos represivos, bajo órdenes gubernamentales, aplica a los guarimberos.

¿Son realmente una expresión del pueblo llano o del trabajador, o son una vanguardia social, incluso tarifada de la burguesía más proimperialista del país?. No somos los únicos que hemos caracterizado las guarimbas y los guarimberos como una vanguardia foquista, organizada, financiada y dirigida por la MUD, la cual como en ninguna otra parte del mundo, cuenta a la hora de sus enfrentamientos con la Guardia Nacional Bolivariana y algún otro cuerpo policial, con equipos de médicos y personal paramédico para la aplicación de primeros auxilios, que se ubican a escasos centenares de metros del lugar de los enfrentamientos y dónde aparte reciben alimentos y avituallamiento de todo tipo para su “combate”, dotados con escudos con la cruz de San Jorge pintado en los mismos. Ni en sueños nuestros jóvenes revolucionarios contaron con nada de esto en sus luchas contra gobiernos de derecha, en las décadas post caída de Marcos Pérez Jiménez. En segundo lugar las consignas de los guarimberos, cuando las expresan, son el reflejo del sector político para el cual combaten: “Y no, y no, y no nos da la gana de tener un gobierno como el cubano; Fuera el gobierno comunista de Maduro, No a la Constituyente comunista promovida por Maduro, hasta la propia iglesia católica ha dicho que la misma pretende instaurar un gobierno comunista ateo, negador de las libertades democráticas. Esta es la orientación político ideológica de las movilizaciones y de las Guarimbas convocadas por la MUD, que prácticamente no se han dado otras, a menos que llamemos movilización la convocada por los camaradas del PSL para exigir la renuncia de Maduro, cuestión que trataremos más adelante, y los plantones convocados por los camaradas de Marea Socialista en Defensa de la Constitución del ´99. Que la derecha diga que bajo estas consignas se agrupa el pueblo que no quiere a Maduro y que según ellos su número está entre el 80 y 90 por ciento del pueblo todo, es comprensible, pero que camaradas de la llamada izquierda marxista se sume con armas y bagajes a apoyar las mismas, ese es otro cantar que muestra serias desviaciones políticas.

Ya hemos dicho que son una vanguardia política de un sector de la burguesía, la de mayor peso económico y proimperialista, y para completar la caracterización desde el punto de vista político de la dirección de ese movimiento, tenemos todas las expresiones que nos dicen que su propuesta de gobierno y el planteamiento económico, en nada esencial se diferencia del capitalista aplicado por Maduro, solo que aspira asaltar el poder ejecutivo, para implementar su plan de hacer que el imperialismo norteamericano, retome la conducción económica de manera hegemónica del mercado venezolano y disfrute del control político total, cuestión que ha sido puesto un poco en entredicho por los gobiernos chavistas. Pero de resto, ellos quieren un capitalismo totalmente abierto a las inversiones extranjeras, cuestión que ya Maduro está encaminando al país y para muestra están las inversiones en la Faja Petrolífera del Orinoco, el Arco Minero del Orinoco y el carbonífero del Zulia, solo que en sus planes la MUD ha manifestado que hay que acelerar la aplicación del Plan de Austeridad Económica que ya también están aplicando el Hijo de Chávez. Claro, de por medio también está que ese sector burgués quiere ponerle mano a la distribución de la renta petrolera y para ello necesitan controlar el Poder Ejecutivo. Por lo que eso de apoyarla es bien cuesta arriba pues estaríamos a menos que nos deslicemos al campo menchevique, reformista de la “revolución por etapas” liquidada por la historia en la fase imperialista y monopólica del sistema capitalista.

Hay quienes, como los camaradas del PSL y de LPR, quieren ver en las guarimbas movilizaciones espontáneas del pueblo y no lo que son: acciones convocadas, dirigidas y armadas por la MUD en su objetivo de derrocar a Maduro e imponer un gobierno proimperialista bajo su batuta. El problema es que no nos dan elementos de análisis para demostrar su afirmación, sino tan solo su palabra.

LA DIRECCIÓN  GUARIMBERA

Muy a pesar de que hay quienes sueñan que las movilizaciones de masas y las guarimbas son una expresión espontánea o semiespontánea del pueblo o sectores de este, es claro para la mayoría del pueblo y de los sectores del capital, pues tienen ojos que usan para ver y oídos a través de los cuales escuchan la realidad y no lo que sus fantasiosas mentes desean, más del 99,9999 por ciento de esas acciones han sido y son convocadas por la MUD o sus sectores dominantes y de las más importantes y grandes, el 100 por ciento han sido organizadas y dirigidas por este sector político, fiel representante del sector burgués más importante del país y que cuenta con el apoyo abierto del imperialismo norteamericano y otros. La dirección guarimbera es burguesa, sin ningún resquicio de clase distinto, a menos que se nos haya escapado algún partido, que reclamándose de izquierda socialista u obrero, esté integrando la dirección o la base de la MUD.

CONCLUSIÓN

Aquí tenemos entonces un breve análisis que nos orienta a la hora de caracterizar las acciones que ha desarrollado la MUD para tratar de alcanzar el derrocamiento del gobierno. Dirección, Política o programa y metodología claramente burguesa y de carácter reaccionario pues suplantan los organismos de la clase obrera y sus métodos de lucha colectivos, tras un objetivo reaccionario como es imponer el derrocamiento de un gobierno para sustituirlo por otro que ha mostrado a los cuatro vientos que va a ser uno entregado a plenitud al gobierno imperialista de Washington, que borre, cualquier resquicio de la poca independencia política que ha mantenido el gobierno de Maduro. Es decir las acciones de la MUD, y con un accionar “guarimbero”, tratan de imponer un retroceso político al pueblo, mediante golpes certeros, derrotas o una derrota en toda la línea no solo al movimiento popular que despertó aquel 27F, quebrando el Pacto de Punto Fijo, sino también al movimiento obrero, que aceleró su proceso de recomposición que llevó al triunfo de Chávez en 1998 y derrotó a las fuerzas golpistas en el llamado paro petrolero.

NOTA FINAL PARA PROFUNDIAR EL DEBATE

En una conversación con los camaradas de LPR, estos sostenían  que ellos estaban claros que la MUD era burguesa y cuando propiciaban las movilizaciones de masas y las guarimbas para derrocar a Maduro el primer beneficiado de dicha táctica era este frente burgués reaccionario, pero que había que apoyarle pues una vez derrocado Maduro e instaurado un gobierno de la MUD, a esta sería más fácil de derrocarla, admitiendo de hecho que el chavismo tenía más apoyo social que la MUD.

Esta posición particular, es la esencia oportunista que sostienen camaradas del PSL y UST, tan solo que cada uno le da matices e intensidad a los elementos de convicción de su análisis. Cuando  decimos convicción, nos referimos a la convicción que ellos quieren mostrar para convencerse de que su giro político hacia la derecha es correcto.

Tratando de sintetizar una respuesta a esta posición aventurera que levantan los camaradas del PSL, UST y LPR, vamos a retrotraernos a una importantísima discusión dada en el seno del movimiento obrero y del marxismo revolucionario sobre si adherirnos a la táctica – estrategia del foco guerrillero. En esos días parte del movimiento revolucionario se dividió pues mientras unos sostenían el apoyo a la guerrilla de carácter vanguardista y foquista como estrategia para salir de los gobiernos burgueses, democráticos, de los autoritarios – bonapartistas o los abiertamente dictatoriales, otros sosteníamos la tesis de la “construcción del partido de masas, al calor de las luchas de estas”. Concluíamos los defensores de la segunda tesis que apoyar la tesis del foco guerrillero para todo un continente, que luego se transformó en una estrategia, el vanguardismo y el foquismo, de continental en mundial, en una perversión que nos alejaría de las masas y en particular de la clase obrera, pues tan solo estaríamos asumiendo las aspiraciones y sentimientos de una pequeña burguesía, descontextualizada del nivel de conciencia de los trabajadores. Con toda la radicalización diferenciada que se dio a nivel continental, ninguno de los focos vanguardistas guerrilleros de los ´60 triunfó y por añadidura maleducó a una importante camada de militantes sociales y revolucionarios que derrotadas las guerrillas, trasladaron sus métodos al seno de las empresas, donde más temprano o más tarde, también fueron derrotadas al aislarse de la conciencia obrera y popular.

Un segundo e importantísimo elemento a tomar en cuenta a la hora de ver lo correcto de la posición de los camaradas del PSL, UST y LPR, es ese de sumarse al planteamiento y método de lucha de la MUD para salir del gobierno de Maduro, para sustituirlo ellos y servir a sus amos.

Cuando uno pasa por el proceso formativo como combatiente y dirección de las futuras luchas obreras en una empresa o grupo de ellas, lo primero que uno aprende es analizar la correlación de fuerzas existente entre la clase obrera y la burguesía. A uno le enseñaron y enseñamos, que las huelgas, como la revolución se organiza no se improvisa. Uno puede querer mucho salir a una huelga, pero si concluimos que el patrón está preparado para resistir y derrotarnos por las condiciones externas y nacionales y en casos las internacionales, la tarea es profundizar el trabajo político organizativo de fortalecer las filas de los trabajadores, hasta que se considere que existen las condiciones mínimas o máximas para alcanzar la victoria una vez salidos al combate. No salimos al combate en un paro parcial o una huelga indefinida sabiendo que los trabajadores no están convencidos de irse al combate o a sabiendas que el patrón tiene reservas suficientes a lo interno o las condiciones externas a la empresa para derrotarnos a la vuelta de la esquina; no salimos así no más al combate a sabiendas que es una provocación para imponer los objetivos patronales de derrotarnos e imponer una dirección burocrática que está al acecho.

Si queremos un símil histórico allí tenemos las jornadas de julio de 1917 en la Rusia zarista. Las masas proletarias de Petrogrado querían salir armadas a pedir la cabeza del gobierno de kerensky y los bolcheviques, que controlaban lo fundamental de las organizaciones obreras, se negaron a apoyar a las masas en su planteamiento del derrocamiento del gobierno y el pase del poder al Soviet de Petrogrado. Era tanta la presión que al final decidieron encabezar las movilizaciones, pero con su autoridad impusieron que no fuese por el derrocamiento del gobierno. En Octubre, cuando no solo el proletariado de Petrogrado, de Moscú y de otras ciudades, más las masas campesinas de toda Rusia y de los obreros de las principales ciudades habían asumido la propuesta política de los bolcheviques, solo entonces impulsaron con toda su fuerza la propuesta de TODO EL PODER A LOS SOVIETS, y todavía entonces se plantearon una alianza con los socialistas revolucionarios, partido reformista pequeño burgués que tenía gran peso en las masas campesinas.

Hoy, las agrupaciones de compañeros mencionados, sin ninguna inserción real en el movimiento obrero, campesino y popular, incluso viniendo algunos de ellos en franco retroceso en su influencia en el movimiento obrero, sobre la base de movilizaciones vanguardistas y foquistas, dirigidas por un bloque burgués proimperialista como la MUD, donde incluso quienes están imponiendo la línea táctica son los sectores de ultraderecha imperialista, dispuesta, si se les presentase la oportunidad de masacrar al movimiento obrero y su vanguardia, han decidido apoyar este movimiento para derrocar al gobierno antiobrero y hambreador de Maduro, sin calibrar para nada las consecuencias de derrocar al gobierno y colocar, como ellos mismos lo admiten, como sustituto a un gobierno abiertamente contrarrevolucionario, antiobrero y antipopular, de características semifascistas cuando menos, por la necesidad de aplastar a la clase para imponer la parte gruesa del programa de austeridad económica que están exigiendo las fuerzas del capital financiero internacional, tal y como se viene desarrollando en Brasil y Argentina.

Decir, desde la posición de La Pipa Rota, Unión Sindical de Trabajadores (sin peso alguno en los trabajadores) y el Partido Socialismo y Libertad, que una vez hayan  contribuido ellos al derrocamiento del gobierno antiobrero y antipopular de Maduro, se les facilitará el asumir la conducción del pueblo trabajador y las masas oprimidas, que estarían en desbandada por la derrota que les infrinja la MUD, para derrocar a este, no se le puede considerar y para ser suaves, como una ingenuidad irresponsable de quienes, como niños juegan a la lucha de clases y la revolución, bueno si es verdad que están por una revolución socialista.

CONCLUSIÓN DE ESTA NOTA FINAL, HASTA LA PRÓXIMA

Creemos que el debate, ahora es cuando tiene que darse, pues independientemente de los resultados de la consulta convocada por la MUD y de las votaciones a la Asamblea Constituyente convocada por el gobierno burgués de Maduro, allí no se cierra la etapa de ascenso abierto con la seminsurrección del 27F y por lo tanto tampoco   las esperanzas a corto mediano plazo de enterrar al capitalismo y construir un gobierno obrero y popular en una Venezuela Socialista.

 Corriente Socialista Revolucionaria – El Topo Obrero

It's only fair to share...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0