Del Paquetazo, al golpe de estado; De la invasión a las elecciones parlamentarias

Del Paquetazo, al golpe de estado; De la invasión a las elecciones parlamentarias A principios de año, cuando dándole continuidad a la reunión realizada en diciembre entre el gobierno y la MUD, se instalaron las Mesas de Paz, integradas por el Gobierno, la MUD y FEDECAMARAS, todo aparentaba que se iba a normalizar una gestión de gobierno acordada entre dichos actores, solo que la ultraderecha representada por Voluntad Popular, María Corina Machado y Antonio Ledezma, creyendo que el gobierno se caía con un soplido de lobo, calentaron de nuevo las calles con algunas guarimbas que apenas si alcanzaron al 20% de las del año 2014; desde un primer momento los principales partidos de la MUD se declararon en contra de esta “salida” y expresaron que la alternativa eran las elecciones parlamentarias. El aislamiento de la ultraderecha se profundizó, no sin golpear al conjunto de la oposición burguesa por el rechazo de la violencia aplicada. Todo esto se daba parejo al desarrollo de los acuerdos en las Mesas de Paz que se empezaban a aplicar como una acelerada escalada de aumentos de precios, que incluso llegaron a los Mercales con aumentos de precios de hasta el 100% en varios de los productos. Pero el desarrollo del Nuevo Pacto de Punto Fijo a nivel del gobierno y la MUD, la Iglesia, las FAN y la Federación oficialista CSBTtiene un reto aún no cumplido a plenitud: discapacitar al movimiento obrero para que no confronte el paquetazo que nos hará pagar la crisis del capital, cuestión que está aún por verse.

EL GOLPE DE ESTADO

El gobierno, sabiendo el tamaño de la tarea que se ha propuesto, viene implementando una guerra sicológica que consta de 2 partes. La primera es poner al descubierto “un golpe de estado” fraguado por oficiales al servicio del imperio y en segundo plano y coherente con el primero, una invasión norteamericana, alimentada con un discurso injerencista imperialista del propio Bush tiznado de Obama. Maduro tiene que intentar fortalecer su base social pues las medidas que faltan van a causar un descontento más grande que el existente y la develación de un supuesto golpe de estado le viene como anillo al dedo, pues acerca a parte de sus bases que se han alejado descontentos por las medidas aplicadas. Sobre la veracidad del golpe, son unos cuantos e importantes elementos que nos hacen dudar del mismo como posibilidad real, siendo los más importantes el que Maduro viene aplicando todas las medidas que el imperialismo expresaba necesarias a través de su excandidato Capriles, y el movimiento de masas hasta ahora no ha generado ninguna desestabilización social e institucional que preocupe a los amos del capital, aparte de que Maduro, con ayuda de la central sindical CSBT, construida de acuerdo a las necesidades del gobierno y de algunos de los dirigentes de la UNT, a los que se le suman los dirigentes sindicales de la MUD: CTV, FADESS, que actúan en consonancia de la política de mantener frenado a los trabajadores para que se le apliquen las medidas del paquete anticrisis burgués, ha propinado importantes golpes al movimiento obrero, caso Sidor, eléctricos, petroleros, educación, Brahma.

LA INVASIÓN IMPERIALISTA

Sobre la posibilidad de que se desarrolle en este momento una invasión norteamericana, tampoco lo vemos con claridad y más bien pensamos que la misma de poder darse le va a generar más problemas que soluciones al imperio, y no es precisamente lo

Del Paquetazo, al golpe de estado; De la invasión a las elecciones parlamentarias A principios de año, cuando dándole continuidad a la reunión realizada en diciembre entre el gobierno y la MUD, se instalaron las Mesas de Paz, integradas por el Gobierno, la MUD y FEDECAMARAS, todo aparentaba que se iba a normalizar una gestión de gobierno acordada entre dichos actores, solo que la ultraderecha representada por Voluntad Popular, María Corina Machado y Antonio Ledezma, creyendo que el gobierno se caía con un soplido de lobo, calentaron de nuevo las calles con algunas guarimbas que apenas si alcanzaron al 20% de las del año 2014; desde un primer momento los principales partidos de la MUD se declararon en contra de esta “salida” y expresaron que la alternativa eran las elecciones parlamentarias. El aislamiento de la ultraderecha se profundizó, no sin golpear al conjunto de la oposición burguesa por el rechazo de la violencia aplicada. Todo esto se daba parejo al desarrollo de los acuerdos en las Mesas de Paz que se empezaban a aplicar como una acelerada escalada de aumentos de precios, que incluso llegaron a los Mercales con aumentos de precios de hasta el 100% en varios de los productos. Pero el desarrollo del Nuevo Pacto de Punto Fijo a nivel del gobierno y la MUD, la Iglesia, las FAN y la Federación oficialista CSBTtiene un reto aún no cumplido a plenitud: discapacitar al movimiento obrero para que no confronte el paquetazo que nos hará pagar la crisis del capital, cuestión que está aún por verse.

EL GOLPE DE ESTADO

El gobierno, sabiendo el tamaño de la tarea que se ha propuesto, viene implementando una guerra sicológica que consta de 2 partes. La primera es poner al descubierto “un golpe de estado” fraguado por oficiales al servicio del imperio y en segundo plano y coherente con el primero, una invasión norteamericana, alimentada con un discurso injerencista imperialista del propio Bush tiznado de Obama. Maduro tiene que intentar fortalecer su base social pues las medidas que faltan van a causar un descontento más grande que el existente y la develación de un supuesto golpe de estado le viene como anillo al dedo, pues acerca a parte de sus bases que se han alejado descontentos por las medidas aplicadas. Sobre la veracidad del golpe, son unos cuantos e importantes elementos que nos hacen dudar del mismo como posibilidad real, siendo los más importantes el que Maduro viene aplicando todas las medidas que el imperialismo expresaba necesarias a través de su excandidato Capriles, y el movimiento de masas hasta ahora no ha generado ninguna desestabilización social e institucional que preocupe a los amos del capital, aparte de que Maduro, con ayuda de la central sindical CSBT, construida de acuerdo a las necesidades del gobierno y de algunos de los dirigentes de la UNT, a los que se le suman los dirigentes sindicales de la MUD: CTV, FADESS, que actúan en consonancia de la política de mantener frenado a los trabajadores para que se le apliquen las medidas del paquete anticrisis burgués, ha propinado importantes golpes al movimiento obrero, caso Sidor, eléctricos, petroleros, educación, Brahma.

LA INVASIÓN IMPERIALISTA

Sobre la posibilidad de que se desarrolle en este momento una invasión norteamericana, tampoco lo vemos con claridad y más bien pensamos que la misma de poder darse le va a generar más problemas que soluciones al imperio, y no es precisamente lo que necesita dentro de sus planes de reconquista de sus espacios perdidos en América Latina ante sus competidores capitalistas. La primera pregunta que surge es ¿para qué invadir si el gobierno que dirige las políticas en el país está aplicando las medidas económicas que requiere, incluso el de crear zonas de recolonización como son la Zonas Económicas Especiales?, ¡aah!, ¿Que no se aplican a la velocidad deseada?, La burguesía imperialista sabe que no siempre se puede actuar a la velocidad que se quiere, sino a la que se puede y que a veces tiene que ceder y hasta dar pasos atrás como en Afganistán y en Irak para no perderlo todo. La segunda reflexión tiene que ver con que hoy el imperialismo, primero ha tenido que tocar retirada de la guerra de Afganistán y la de irak, segundo: se le ha reabierto la guerra en Irak y tiene un frente inconcluso en Ucrania donde sufrió una primera derrota. Un tercer elemento es que aunque Maduro ha perdido fuerza en el seno de los trabajadores, ello no significa que este sector social se haya derechizado como para apoyar una invasión y la mayor muestra de ello ha sido el rechazo que ha levantado las declaraciones injerencistas norteamericanas por parte del pueblo, tanto el chavista como en amplios sectores de la oposición. Por último debemos mencionar que a nivel internacional también han causado un rechazo las declaraciones de Obama. Estos elementos nos hacen decir que una invasión puede causarle a los gringos más problemas que soluciones en su búsqueda de una mayor genuflexión del gobierno de Maduro y de otros de la América Latina. Los gringos miden sus fuerzas y consideramos por varios indicios que han decidido jugársela en las elecciones parlamentarias de diciembre y no a un golpe o una invasión militar.

LA MUD

Ese frente de partidos burgueses y pequeño burgueses sigue siendo un “saco de gatos” que no logra acordar un plan coherente en donde todos asuman sus ejes fundamentales, no cumple un requisito vital para ser totalmente bien visto por el imperialismo como para imponerlo por la fuerza y es que no logra enraizarse en la clase obrera y crecer en los sectores populares en la misma medida que decrece la influencia del PSUV. La agresión injerencista de Obama en vez de ayudarle a cohesionar las fuerzas internas en Venezuela, le ha generado la explosión de algunas de sus fisuras que han declarado abiertamente estar en contra de dichas declaraciones y hasta un diputado de La Causa R del estado Bolívar llegó a plantear que no se le enviase ni una gota de petróleo a los EEUU. La MUD sacó una declaración de equilibrista que refleja su falta de cohesión política, sino que sigue siendo un frente lleno de contradicciones, pues no apoyaba la política injerencista, pero le responsabilizaba al propio Maduro de lo dicho por Obama. De las agresiones de Obama, se puede concluir que el imperialismo ha salido debilitado de esta confrontación, pero por las perspectivas -con la aplicación de medidas como el aumento de la gasolina y un aceleramiento de la inflación-, esa ventaja adquirida por el gobierno pudiera como no hacerlo llegar hasta diciembre y así garantizar su triunfo electoral, lo cual no sería del total agrado de las clases dominantes, pero que no la obligaría automáticamente a una salida militar. Pero la no consolidación de la MUD como alternativa burguesa al PSUV y un debilitamiento extremo de este por un ascenso de las luchas obreras y populares con radicalización sin salida institucional, puede hacer sonar las alarmas en Washington para que busque una salida golpista. El tiempo de una crisis en este sentido no se mide por el calendario gregoriano sino el político.

UNA OPORTUNIDAD PARA EL MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO

El descontento crece en las masas e Importantes sectores del movimiento obrero organizado están expresando la presión de sus bases como en el Encuentro Obrero Sindical de Valencia donde se aprobó el llamado a un Congreso de Trabajadores integrado por Delegados electos desde las bases; esta tendencia tiene bases objetivos de poder crecer y allí están los educadores de básica y media, que las direcciones burocráticas para responder a las presiones de las bases, mal convocaron a los 600.000 educadores el pasado 18/03 a un Paro Nacional que se desarrolló en por lo menos en 9 estados. La presión de los educadores sigue en ascenso, la posibilidad que engarce con otros sectores del movimiento obrero y popular están dadas y los sectores revolucionarios que nos identificamos con el movimiento obrero tendremos oportunidades de ser un factor decisivo para que ello ocurra y así repotenciar el ascenso de las luchas obreras y populares. Debemos estar claros que este año esta posibilidad tiene algunos escollos que pueden dificultar esta posibilidad, pero es importante trabajar en este sentido, para postularnos como una dirección real del movimiento obrero y de masas. Cuando el gobierno llama a recoger firmas y a concentraciones regionales y por sectores sociales, en rechazo a la inherencia norteamericana, es innegable la respuesta positiva que ha recibido, no solo por la base roja rojita sino también de sectores de base que se identifican con la MUD. Allí hay un reflejo de la fuerza contenida que se mantiene y que puede desarrollarse. Si no dan más, -como organizarse en círculos, en cada barrio, en cada empresa, en cada comunidad, ejercitarse y prepararse militarmente es porque el gobierno se cuida de que todos los pasos que se den estén controlados de allí el llamado a fortalecer las milicias, por ello desvía el espíritu antiimperialista en una recolección de firmas en vez de impulsar la expropiación de los capitales gringos. Los revolucionarios tenemos que llamar a movilizarnos en la calle contra la injerencia norteamericana y de todos los monopolios, contra la entrega de la faja unido al llamado contra las amenazas y juicios a dirigentes sindicales, denunciando el pacto de doble tributación, por la expropiación de la banca, sin indemnización y bajo control obrero, por el monopolio estatal del comercio externo y aprovechar el llamado a fortalecer las milicias para abrir la discusión en el seno de la clase para que esta aprenda el manejo de las armas y ciertos conceptos militares, así sean básicos. Las elecciones son otro frente de batalla que se nos presentan este año donde tenemos que seguir aportando para defender la autonomía e independencia del movimiento obrero. Los camaradas del PSL, son los únicos que hoy tienen la posibilidad de presentar candidatos con tarjetas propias; los otros camaradas son los de Marea Socialista, hoy tendencia interna del PSUV quienes no terminan de definir su situación dentro del PSUV y si presentan programa y tarjeta propia. Trabajar por seguir levantando un programa de independencia de clases frente a las opciones burguesas del PSUV y la MUD sigue siendo una tarea de primer orden para los revolucionarios. Participar o no en las elecciones pasa por la defensa de ese programa clasista, anticapitalista y socialista, sin ninguna vinculación con las organizaciones políticas burguesas. Construir un Partido de la Clase obrera de corte leninista es vital y el programa revolucionario con el método del programa de transición es la base de dicha construcción. Desde la Corriente Socialista Revolucionaria-El Topo Obrero nos hemos comprometido a aportar nuestro grano de arena a ese proceso de construcción, que está estrechamente vinculado al fortalecimiento de nuestras raíces en el seno del proletariado y lo estamos cumpliendo.

¡¡¡Por la derrota del paquetazo de Maduro, MUD. Fedecámaras!!!

¡¡¡Por la unificación en la lucha del movimiento obrero y popular!!!

¡¡¡por un Congreso de Trabajadores con delegados electos por las bases!!!

¡¡¡Por la construcción del partido leninista de combate que impulse la revolución socialista!!!

¡¡¡POR UN GOBIERNO OBRERO Y POPULAR EN UNA VENEZUELA SOCIALISTA!!!

¡¡¡CONTRA LA OFENSIVA IMPERIALISTA QUE ES MUNDIAL, CONSTRUYAMOS UN PARTIDO MUNDIAL DE LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA!!!

que necesita dentro de sus planes de reconquista de sus espacios perdidos en América Latina ante sus competidores capitalistas. La primera pregunta que surge es ¿para qué invadir si el gobierno que dirige las políticas en el país está aplicando las medidas económicas que requiere, incluso el de crear zonas de recolonización como son la Zonas Económicas Especiales?, ¡aah!, ¿Que no se aplican a la velocidad deseada?, La burguesía imperialista sabe que no siempre se puede actuar a la velocidad que se quiere, sino a la que se puede y que a veces tiene que ceder y hasta dar pasos atrás como en Afganistán y en Irak para no perderlo todo. La segunda reflexión tiene que ver con que hoy el imperialismo, primero ha tenido que tocar retirada de la guerra de Afganistán y la de irak, segundo: se le ha reabierto la guerra en Irak y tiene un frente inconcluso en Ucrania donde sufrió una primera derrota. Un tercer elemento es que aunque Maduro ha perdido fuerza en el seno de los trabajadores, ello no significa que este sector social se haya derechizado como para apoyar una invasión y la mayor muestra de ello ha sido el rechazo que ha levantado las declaraciones injerencistas norteamericanas por parte del pueblo, tanto el chavista como en amplios sectores de la oposición. Por último debemos mencionar que a nivel internacional también han causado un rechazo las declaraciones de Obama. Estos elementos nos hacen decir que una invasión puede causarle a los gringos más problemas que soluciones en su búsqueda de una mayor genuflexión del gobierno de Maduro y de otros de la América Latina. Los gringos miden sus fuerzas y consideramos por varios indicios que han decidido jugársela en las elecciones parlamentarias de diciembre y no a un golpe o una invasión militar.

LA MUD

Ese frente de partidos burgueses y pequeño burgueses sigue siendo un “saco de gatos” que no logra acordar un plan coherente en donde todos asuman sus ejes fundamentales, no cumple un requisito vital para ser totalmente bien visto por el imperialismo como para imponerlo por la fuerza y es que no logra enraizarse en la clase obrera y crecer en los sectores populares en la misma medida que decrece la influencia del PSUV. La agresión injerencista de Obama en vez de ayudarle a cohesionar las fuerzas internas en Venezuela, le ha generado la explosión de algunas de sus fisuras que han declarado abiertamente estar en contra de dichas declaraciones y hasta un diputado de La Causa R del estado Bolívar llegó a plantear que no se le enviase ni una gota de petróleo a los EEUU. La MUD sacó una declaración de equilibrista que refleja su falta de cohesión política, sino que sigue siendo un frente lleno de contradicciones, pues no apoyaba la política injerencista, pero le responsabilizaba al propio Maduro de lo dicho por Obama. De las agresiones de Obama, se puede concluir que el imperialismo ha salido debilitado de esta confrontación, pero por las perspectivas -con la aplicación de medidas como el aumento de la gasolina y un aceleramiento de la inflación-, esa ventaja adquirida por el gobierno pudiera como no hacerlo llegar hasta diciembre y así garantizar su triunfo electoral, lo cual no sería del total agrado de las clases dominantes, pero que no la obligaría automáticamente a una salida militar. Pero la no consolidación de la MUD como alternativa burguesa al PSUV y un debilitamiento extremo de este por un ascenso de las luchas obreras y populares con radicalización sin salida institucional, puede hacer sonar las alarmas en Washington para que busque una salida golpista. El tiempo de una crisis en este sentido no se mide por el calendario gregoriano sino el político.

UNA OPORTUNIDAD PARA EL MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO

El descontento crece en las masas e Importantes sectores del movimiento obrero organizado están expresando la presión de sus bases como en el Encuentro Obrero Sindical de Valencia donde se aprobó el llamado a un Congreso de Trabajadores integrado por Delegados electos desde las bases; esta tendencia tiene bases objetivos de poder crecer y allí están los educadores de básica y media, que las direcciones burocráticas para responder a las presiones de las bases, mal convocaron a los 600.000 educadores el pasado 18/03 a un Paro Nacional que se desarrolló en por lo menos en 9 estados. La presión de los educadores sigue en ascenso, la posibilidad que engarce con otros sectores del movimiento obrero y popular están dadas y los sectores revolucionarios que nos identificamos con el movimiento obrero tendremos oportunidades de ser un factor decisivo para que ello ocurra y así repotenciar el ascenso de las luchas obreras y populares. Debemos estar claros que este año esta posibilidad tiene algunos escollos que pueden dificultar esta posibilidad, pero es importante trabajar en este sentido, para postularnos como una dirección real del movimiento obrero y de masas. Cuando el gobierno llama a recoger firmas y a concentraciones regionales y por sectores sociales, en rechazo a la inherencia norteamericana, es innegable la respuesta positiva que ha recibido, no solo por la base roja rojita sino también de sectores de base que se identifican con la MUD. Allí hay un reflejo de la fuerza contenida que se mantiene y que puede desarrollarse. Si no dan más, -como organizarse en círculos, en cada barrio, en cada empresa, en cada comunidad, ejercitarse y prepararse militarmente es porque el gobierno se cuida de que todos los pasos que se den estén controlados de allí el llamado a fortalecer las milicias, por ello desvía el espíritu antiimperialista en una recolección de firmas en vez de impulsar la expropiación de los capitales gringos. Los revolucionarios tenemos que llamar a movilizarnos en la calle contra la injerencia norteamericana y de todos los monopolios, contra la entrega de la faja unido al llamado contra las amenazas y juicios a dirigentes sindicales, denunciando el pacto de doble tributación, por la expropiación de la banca, sin indemnización y bajo control obrero, por el monopolio estatal del comercio externo y aprovechar el llamado a fortalecer las milicias para abrir la discusión en el seno de la clase para que esta aprenda el manejo de las armas y ciertos conceptos militares, así sean básicos. Las elecciones son otro frente de batalla que se nos presentan este año donde tenemos que seguir aportando para defender la autonomía e independencia del movimiento obrero. Los camaradas del PSL, son los únicos que hoy tienen la posibilidad de presentar candidatos con tarjetas propias; los otros camaradas son los de Marea Socialista, hoy tendencia interna del PSUV quienes no terminan de definir su situación dentro del PSUV y si presentan programa y tarjeta propia. Trabajar por seguir levantando un programa de independencia de clases frente a las opciones burguesas del PSUV y la MUD sigue siendo una tarea de primer orden para los revolucionarios. Participar o no en las elecciones pasa por la defensa de ese programa clasista, anticapitalista y socialista, sin ninguna vinculación con las organizaciones políticas burguesas. Construir un Partido de la Clase obrera de corte leninista es vital y el programa revolucionario con el método del programa de transición es la base de dicha construcción. Desde la Corriente Socialista Revolucionaria-El Topo Obrero nos hemos comprometido a aportar nuestro grano de arena a ese proceso de construcción, que está estrechamente vinculado al fortalecimiento de nuestras raíces en el seno del proletariado y lo estamos cumpliendo.

¡¡¡Por la derrota del paquetazo de Maduro, MUD. Fedecámaras!!!

¡¡¡Por la unificación en la lucha del movimiento obrero y popular!!!

¡¡¡por un Congreso de Trabajadores con delegados electos por las bases!!!

¡¡¡Por la construcción del partido leninista de combate que impulse la revolución socialista!!!

¡¡¡POR UN GOBIERNO OBRERO Y POPULAR EN UNA VENEZUELA SOCIALISTA!!!

¡¡¡CONTRA LA OFENSIVA IMPERIALISTA QUE ES MUNDIAL, CONSTRUYAMOS UN PARTIDO MUNDIAL DE LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA!!!

It's only fair to share...Share on Facebook9Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0